martes, 8 de marzo de 2016

Golowin, de Jakob Wassermann

El libro: En los convulsos días de la Revolución Rusa, la aristócrata María von Krüdener, acompañada de sus cuatro hijos, sirvientas y un abultado equipaje, huye de su hacienda de Tula, cerca de Moscú, para reunirse con su marido en el sur del país. El encuentro de María, seductora e inteligente, con Golowin, un marinero revolucionario, experimentado y culto, en una miserable posada de las costas del mar Negro, a la que ella ha llegado después de un viaje en tren, hacinados docenas de fugitivos en un vagón de ganado, alterará las ideas y valores de la mujer, que ella cree firmes, pero que él demostrará que sólo son un parapeto que le ha robado la libertad de actuar y sentir.
 

Datos técnicos:
Editorial: Navona
Número de páginas: 128
ISBN: 978-84-16259-03-8
Formato: Tapa dura acabado en tela.
PVP: 12,00 €
 
Autor: Jakob Wassermann. (Fürth, Alemania, 1873 ­– Altaussee, Austria, 1934), de origen judío, en la década de 1920 fue uno de los novelistas más admirados de su país. Por su condición racial, a partir de 1933 sus libros fueron rechazados en Alemania. Influido por Dostoyevski y Tolstói, en sus escritos dominan los temas de la salvación por el amor, la justicia y las dificultades de la existencia del hombre. Entre sus obras destacan Caspar Hausser (1908), El hombrecillo de los gansos (1915) y su autobiografía Mi camino como alemán y judío (1921).
 
 
Mi opinión: Era un sábado lluvioso por la noche, en la que no me apetecía nada más que quedarme en casa leyendo, y el lunes empezaba lectura conjunta, así que buscaba algo muy cortito pero que estuviera bien, y sé que con la colección de los ineludibles de Navona no me equivoco. Así que me puse a ello.
 
La historia comienza con María, madre de 4 hijos, que sale en busca de su marido que está en la guerra, acompañada de sus hijos, 3 sirvientas y numerosos bultos. María es una mujer de gran belleza y con unos ideales muy marcados, que le hacen sobresalir o ser como un imán para muchos de los que le rodean o escuchan. En una posada a los pies del mar Negro se encuentra con Golowin, marinero, con el que tiene un enfrentamiento dialéctico, que hace que tengan una conversación en la que muchos de los principios de que tienen se tambaleen.
 

Es un libro fino, apenas 110 páginas de lectura, que forman todas parte de un único capítulo, que se lee bastante rápido, no he tardado mucho más de 3 horas en acabarlo.
 
En plena Revolución rusa vemos los contrastes entres los revolucionarios, como Golowin, y la clase alta, que en medio de una batalla a pocos metros celebra una fiesta.
 
No es una época que me atraiga mucho, la verdad, pero lo más importante del libro es esa conversación en una noche entre los dos protagonistas, en la que se intercalan monólogos con frases entre María y Golowin. Merece mucho la pena ser partícipe, como oído indiscreto, de esta conversación, en la que vemos como los principios que regían tu vida no son ni tan fuertes ni tan válidos como pensabas.
 
Es una lectura, o esa es mi impresión, para aquellos que busquen más que una novela para pasar el tiempo. Para una tarde de esas esas en las que nos apetece un libro corto pero con algo más.
 
VALORACIÓN: 4 de 5
 


16 comentarios:

  1. Este es el que menos me ha entusiasmado de momento entre los ineludibles que he leído.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me gustó leerlo en su día. Como dices, una tarde tranquila y muy serena :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. A mi me gustó mucho esta historia y ella es fabulosa.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. La tengo apuntada por todas las reseñas que he leído, quiero leer algo de esta editorial y la época sí me atrae
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me lo llevo para una tarde lluviosa. Besos

    ResponderEliminar
  6. Víctor, me parece que tu reseña nos muestra un libro digno y muy interesante. Corto pero intenso. A mí la época tampoco me entusiasma pero como bien comentas vale la pena por otros detalles. Voy a ver si la consigo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. No lo he leído. Lo tengo pendiente.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. Éste no lo he leído pero sé que los Ineludibles son apuesta segura
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Parece que con los ineludibles uno nunca se equivoca. Besos.

    ResponderEliminar
  10. No miro, no miro!!1
    Q ya sabes q lo tengo en la estantería.
    besitos

    ResponderEliminar
  11. Sin ser uno de mis ineludibles favoritos, disfruté un montón de esta historia. La charla final me pareció fantástica, de una intensidad difícil de conseguir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Solo por el final que te da un zas! ya merece la pena la lectura completa del libro, que espor otra parte bastante cortíto
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Está en mi lista de ineludibles. Me haré con ella. Besos

    ResponderEliminar
  14. Me sorprendió mucho esta novela.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola! Me ha encantado la entrada, soy nueva en blogger, así que me encantaría que te pasases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate porfa. http://cielodepalabrasperdidas.blogspot.com.es/

    Un beso y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  16. Solo he leído un ineludible, pero parece ser que este no es el que más gusta a los lectores de Navona así que me decantaré por otros

    ResponderEliminar